¿Que es la literatura para mi?

Desde que soy chica me gusta mucho la literatura. Mi papá es abogado, pero su verdadera pasión y su hobbie preferido es leer; leer y escribir. Al vivir separados, una de las cosas que más nos unió y nos une hoy en día es la lectura. Todos los miércoles dormía en su casa, y antes de dormir el me leía un capitulo del principito. Claramente ya lo habiamos leido 500 veces y, a pesar de que él propone y quería leerme otros cuentos, yo siempre quería que me lea el mismo.  Era nuestra tradición, nuestra rutina de los miércoles; ¿Porque leer otro si podemos releer el mismo muchas veces? Papa se reia y me decia que si lo leiamos tantas veces nos íbamos a aburrir, pero yo no me aburria, cada vez que lo leiamos me gustaba más. No se si era por las ilustraciones que tenía, o por la historia en sí, o simplemente porque era el tiempo que compartía con papá, pero amaba mucho ese libro. 

Pasaron los años y fui creciendo. El colegio por un lado y el abrumador cambio de trabajo de papa por el otro, provocaron inevitablemente que esta rutina se fuera cortando poco a poco. Lo que no quiere decir que mi vínculo con la literatura se haya cortado. En la primaria me gustaba mucho los libros que leíamos en clases; me gustaban tanto que me compraba libros distintos de la misma autora para seguir leyendo. Me empezaron a gustar también las sagas; los libros que no terminaban en el primero, si no que continuaban en muchos otros. La primera saga que lei fue a los 11; una de Maria Ines Falconi, “Caídos del mapa”. No exagero si digo que estaba loca por estos libros, son 11 en total y los habré leído más de tres veces a cada uno. Me encantaban, no podía esperar ni 1 dia despues de haber terminado uno, que ya me compraba el siguiente. Lo llevaba a todos lados: a lo de mis abuelos, a la colonia, al médico de mama cuando la acompañaba a buscar estudios y así mil lugares más. Lo que más me gustaba de esto aparte era que mis amigas también los leian. Pasábamos tardes hablando de lo que había pasado en la historia. Pijamadas enteras asombrandonos y pensando teorías sobre que iba a pasar en el siguiente libro. 

Arranque primer año y este vino con todas las novedades y cambios posibles; entre las nuevas obligaciones y los nuevos programas que iban surgiendo fui dejando de lado la lectura cada vez más. Deje de buscar nuevos libros para leer, deje de leer las cosas que papá escribía, y poco a poco fui perdiendo mi vínculo con la literatura. Fue a los 15 años que retome con la lectura. Me estaba por ir de viaje e iba a estar 16 horas sentada en un avión; dieciséis horas. Decidí ir a la librería y comprarme un libro que mi prima Memi me había recomendado; “Culpa mía” se llama, no le tenía mucha fe pero repito, eras dieciséis horas, algo iba a tener que hacer. Me lo compre una semana antes de viajar sin muchas expectativas, sentía que no me iba a enganchar. Que equivocada estaba; cuatro días después ya estaba en la librería de nuevo comprando el segundo. Así fue como retome. Novelas como estas lei muchisimas: biologías, trilogías, sagas, etc. Las primeras las leí en espanol, ahora las leo en inglés. Gran parte de mis ahorros se van repartiendo entre cúspide y kel 🙂 Vale la pena al 100%.

Hoy en dia, ademas de seguir leyendo novelas y sagas también me interesa y estoy empezando a leer libros sobre el feminismo; en inglés, español, de distintos autores con distintos formatos. Desde poemas, hasta biografías, ensayos o simplemente historias. La literatura me encanta; y no solo me gusta leer si no que también escribir. A pesar de que no sea muy buena en eso, lo veo como una forma de descargarme y entender lo que me pasa. La literatura estuvo presente en la mayor parte de mi vida, y pretendo que así siga siendo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *