Las hermanas Ocampo reivindicaron el lugar de la mujer en la sociedad

Las hermanas Ocampo- Ensayo

“Las hermanas Ocampo se enfrentaron a los estereotipos femeninos de su época, tanto a partir de su vida como a través de su obra”. 

Las hermanas ocampo son reconocidas en todo el mundo gracias a sus obras y su estilo de vida. Ambas se enfrentaron y lucharon contra los estereotipos femeninos de aquella época de maneras diferentes. Por un lado, Victoria era una muy reconocida periodista, cronista y mecenas la cual reivindicó totalmente la imagen de la mujer; esa idea implantada de que la mujer solo podía hacer tareas del hogar y criar hijos. Por otro lado, Silvina, era una escritora muy reconocida también, pero ella a diferencia de su hermana, decidió dedicarse a la ficción. Sus novelas y cuentos exponían claramente una fuerte oposición hacia el estereotipo femenino. Ella en sus obras mostraba a la mujer desde otro lugar, un lugar que la sociedad no aceptaba, una forma de ser que a las mujeres no se les estaba permitido. Unas de sus obras más reconocidas son “Clotilde Ifrán” y “Ana Valerga” donde claramente se puede a la mujer en un rol opuesto a él que la sociedad esperaba de ellas. 

 

Victoria Epifanía Rufina Ocampo Aguirre, más conocida como Victoria Ocampo, es la mayor de seis hermanas. A pesar de haber nacido a fines del siglo XIX, Victoria se enfrentó a lo largo de toda su vida a los estereotipos femeninos que le fueron impuestos desde chica. Victoria Ocampo fue una periodista, cronista, mecenas y editora muy importante del siglo XX. A lo largo de su vida buscó reivindicar el lugar que la mujer ocupaba en la sociedad; fundó una editorial llamada SUR, donde publicó cuentos y relatos de autores, hombres y mujeres, muy influyentes y reconocidos mundialmente. Publicó también, obras literarias de mujeres, como Virginia Woolf, que buscaban romper con el estereotipo de mujer que estaba tan fuertemente instalado en la sociedad. Victoria Ocampo cumplió un rol muy importante en la literatura argentina ya que fue mecenas; es decir que promovió el arte y la literatura en la argentina. Hizo que muchos autores reconocidos mundialmente conocieran la literatura argentina y publicó sus obras en su revista SUR dando a conocer nuevas culturas. 

A diferencia de su hermana Silvina, para Victoria el camino fue mucho más difícil. Al ser la hermana mayor, tuvo muchísimas más responsabilidades y cargas. Victoria tuvo que enfrentarse a críticas, y derribar barreras, que silvina ya encontró derribadas.  

Desde muy pequeña, a Victoria le apasiono la lectura, pero esto no se le estaba permitido. Las mujeres en esa época, no se les estaba permitido ni leer ni formarse. Menos en la clase social a la que Victoria permanecía, donde sus formas y comportamientos debían ser los esperados de una mujer de clase alta. A pesar de todas las críticas y acusaciones que victoria padeció, fue fiel y valiente a sus convicciones; luchó por la igualdad de género a pesar de todo y de todos. 

 

Silvina Epifanía Ocampo, más conocida como Silvina Ocampo, fue una escritora y poeta Argentina. A lo largo de toda su vida Silvina se enfrentó, al igual que su hermana mayor, a los estereotipos femeninos de la época. A diferencia de Victoria, la menor de las Ocampo mostró su disconformidad y oposición con los estereotipos de la mujer a través de sus cuentos y novelas. Una de sus obras más conocidas es un cuento llamado “Clotilde Ifrán”. Esta obra cuenta la historia de una niña que le pide a una modista que le haga un disfraz para una fiesta de cumpleaños. En este cuento aparecen tres personajes femeninos: Clotilde, Clemencia y su madre. En los tres personajes se puede ver claramente la ruptura de lo que es esperado que una mujer haga, muestra a lo largo del cuento la perversidad de los personajes. Por un lado, Silvina Ocampo, presenta a la madre de la niña con un comportamiento poco esperado para la época. En ese momento se esperaba que la mujer se ocupara y ayudará a sus hijos es todo lo que necesiten ya que ese era su único trabajo: ocuparse de los niños y la casa. En cambio, Silvina muestra a esta mujer como una madre fría, distante la cual no se ocupa de su hija: “—Búscate una modista. Ya tienes nueve años. Sos bastante grande para ocuparte de tus cosas”. En esta cita del cuento “Clotilde Ifrán” podemos ver claramente como Silvina rompe con el estereotipo de la mujer. Como muestra que una madre no siempre es cariñosa y se ocupa de sus hijos. Por otro lado, la autora del cuento también muestra a lo largo del relato la perversidad de Clemencia: “Lloro todo el día por el traje de diablo que no le habían hecho”. En esta cita también podemos identificar la ruptura del modelo que la mujer debía seguir en aquella época. Para ese entonces, las niñas elegían disfrazarse de princesas, es por esto que no debemos pasar por alto que Silvina allá escogido que el disfraz de la niña sea de “diablo”. No es casualidad, la autora del cuento quiero mostrar con esto la perversidad del personaje, la ruptura de lo que es esperado que una mujer quiera y elija según la sociedad. Por último, Silvina también muestra la perversidad de la mujer en el texto en Clotilde Ifran, la

modista: “Si pudiera te llevaría conmigo”. Mediante esta cita podemos ver claramente como la menor de las Ocampo rompe con el establecido estereotipo de cómo debe ser una mujer. Podemos observar que la modista ya que está de una forma indirecta invita a la pequeña “al infierno”, la lleva a la muerte. Con esto me refiero a que como Clotilde estaba muerta, al invitar a Clemencia a ir con ella, se puede interpretar que la modista lleva a la niña hacia la muerte. Silvina Ocampo al poner a Clotilde Ifrán en este lugar, claramente rompe con los estereotipos y reivindica el lugar de la mujer. 

 

Otras de las obras más reconocidas de Silvina Ocampo es también “Ana Valerga” . Esta historia trata sobre una maestra la cual disfruta de maltratar, amenazar a sus alumnos e idear planes para asustarlos y controlarlos. A lo largo de esta historia silvina muestra cómo se rompe el estereotipo de la mujer de dos diferentes maneras. Por un lado, la autora muestra esta ruptura por cómo describe a Ana Valerga: “Los ojos de lebrel, la boca de anfibio, las manos de araña, el pelo de caballo, hacían de ella un animal más que una mujer”. Mediante esta cita podemos ver el aspecto físico de esta mujer. Podemos dar cuenta de que no era atractiva en absoluto, lo que rompe con un estereotipo claramente marcado de la belleza. La mujer siempre era presentada como pura, bella y atractiva. Se esperaba que está siempre cuide su aspecto y se vea magnífica todo el tiempo. Más aún siendo maestra, se esperaba que la mujer sea pura y delicada, que cuide sus formas y aspecto. A diferencia de lo esperado en aquella época, Silvina Ocampo, presenta al personaje principal de este cuento  como un “animal” dando a entender su fealdad. Por otro lado, la autora también rompe con otro estereotipo de la mujer a lo largo del cuento: “Una vez persuadió al vigilante para que la detuviera”. Mediante esta cita podemos ver cómo la menor de las Ocampo rompe con otro modelo de lo que es esperado de una mujer. En esa época, lo esperado de una relación es que el hombre sea el que la dirige, el que está al mando y toma las decisiones. De la mujer se esperaba que aceptara y respetara las decisiones del marido a pesar de no estar de acuerdo. Silvina Ocampo rompe con esto y muestra en Ana Valerga una mujer que está al mando de la relación. Una mujer que no es sumisa y toma decisiones que quiere. En esta cita podemos ver los roles que hombre y mujer debían cumplir invertidos; mostrando a la mujer como la que toma las decisiones y al hombre aceptando y obedeciendo. 

 

En conclusión, las hermanas Ocampo son ambas iconos indiscutibles del feminismo en el mundo. Ambas lucharon por la igualdad de género y rompieron con los estereotipos que la mujer debía seguir en esa época a pesar de que lo hicieron de formas diferentes. Victoria por su lado, creó su propia editorial y luchó por la igualdad de género toda su vida. Fue mecenas y promovió la literatura argentina en el mundo, rompiendo el tan marcado estereotipo de que la mujer sólo debía encargarse de los hijos y la casa. Por otro lado Silvina, rompió con este modelo de cómo debía ser la mujer mediante sus obras de ficción, en las cuales mostraba a la mujer de una manera la cual no era la esperada rompiendo así los estereotipos. Esto se puede ver claramente en dos de sus conocidas obras “Ana Valerga” y “Clotilde Ifrán”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *