Victoria Ocampo y su lucha por la igualdad- E porfolio

A principios de este último trimestre de literatura comenzamos a ver y analizar la vida de las hermanas Ocampo. Nuestra profesora Camila Aliberti nos mostró una presentación la cual contaba en detalle mediante fotos, textos y videos, la vida de ambas hermanas. La presentación comenzaba contando la vida de la hermana mayor Victoria, desde su niñez hasta su ya adultez y como se fue desarrollando. 

Ya desde pequeña, a Victoria le gustaba leer, escribir y aprender a pesar de que esto no estaba permitido, Victoria lo hacía igual a escondidas de sus padres. Ya de mayor, tuvo que luchar contra todas las imposiciones y los estereotipos que tenía asignados por el simple hecho de ser mujer y más aún de clase alta. A pesar de sus constante lucha, Victoria tuvo que aceptar y resignar mucho debido a la época y en el contorno en el que vivía. Se casó con un hombre, el cual no conocía ya que fue arreglado por sus padres. A pesar de esto, ella nunca cambió de parecer ni de postura y siempre defendió lo que pensaba. Victoria al descubrir cartas entre su reciente esposo y su padre las cuales afirmaban que cuando tuvieran un hijo esas ideas que tenía iban a desaparecer, se enfureció un montón. Su enojo duró hasta tal punto que estuvo casada diez años pero ella y su marido vivían en casas separadas, hasta su divorcio en 1922. A lo largo de su vida Victoria lucho por sus ideales y su forma de pensar. Peleó durante toda su vida por romper con el tan marcado estereotipo de la mujer que tanto la había afectado a lo largo de toda su vida. Se hizo escuchar y alzó la voz contra lo que no le gustaba y odiaba que estuvo presa por un tiempo. Tiempo el cual ella vio como momento aprendizaje y crecimiento personal. 

Luego de terminar de ver y analizar toda la información que la presentación mostraba sobre Victoria y su vida, realizamos una actividad para así poder fijar los conocimientos y poder darnos cuenta cuanto y que aprendimos sobre Victoria Ocampo. La actividad consiste en elegir uno de los acontecimientos de la vida de Victoria que hayan sido narrados en la presentación, el que nosotros eligiéramos. Podía ser cualquiera de los momentos importantes de su vida ya sea la pelea con su madre porque no la dejaba leer de pequeña, el momento en que descubrió la carta de su marido con su padre, o cuando fue presa.  Debíamos elegir alguno de estos para así crear una entrada de diario como su fuese Victoria. En esta debíamos simular ser ella y contar sus sentimientos y experiencia después de lo ocurrido. 

A mi personalmente, me gusto mucho esta actividad, la cual era opcional, por eso decidí hacerla. Creo que al crear el diario íntimo de Victoria y tratar de escribir lo que ella sintió y vivió después de un momento clave en su vida me ayudó a poder ponerme en su lugar y entender mejor todo lo que tuvo que vivir y atravesar. Me ayudó a comprender lo difícil que era para una mujer hacer en ese entonces cosas tan básicas y simples como expresarse, decir lo que piensa y quiere sin miedo, o simplemente elegir con quien casarte o leer un libro. Yo elegí hacer una entrada de diario contando cómo se sintió Victoria cuando su madre la encontró leyendo un libro y se lo arrebató de las manos. 

 

Esta es mi entrada de diario:

 

                                                                                                     Buenos Aires, Argentina

Jueves 15 de Julio de 1915

 

Querido diario:

Nunca estuve tan furiosa en mi vida como en este momento. No logro entender qué es lo que hice mal, qué es lo que tanto la enfada. Si, hablo de mi madre, como siempre. Estoy cansada de sus reproches, de sus exigencias y recriminaciones. Estoy cansada de que todo el mundo dirija mi vida; de que todos me digan que hacer. Estoy acostumbrada a que me digan como debo vestir, como debo hablar y expresarme. Yo tengo bien en claro que hay cosas que no puedo hacer, cosas que a las mujeres no se nos está permitido. Pero me molesta, me molesta y mucho no poder hacer lo que quiera por el simple hecho de ser mujer. No es algo descabellado lo que pido; pero mi madre no parece entenderlo.

 Hoy por la mañana luego de ayudar a mi hermana Rosa a ordenar sus vestidos, tome un libro de la biblioteca de mi padre y lo lleve conmigo hacia mi habitación. Desde hace mucho tiempo que quería tomarlo pero nunca me anime; el temor a que mi padre me viera husmeando entre sus libros provocaba que inmediatamente quite esa descabellada idea de mi mente. Pero hoy fue distinto, entre y lo tome sigilosamente. Me senté sobre mi cama y comencé a leer. Una de las cosas que más me gustan en este mundo es leer; siento que me teletransporto y me olvido por un momento de mis obligaciones y deberes. Amo leer pero nunca lo hago ya que no se me está permitido. Estaba tan metida en la historia que no me percate que mi madre había entrado en la habitación. Inmediatamente me arrebato el libro de las manos furiosa como millones de otras veces que me comportaba como no debía; repitió lo mismo que me dice siempre: ”Las mujeres no leen, Victoria; eso es cosa de hombres”. No logro entender realmente porque no puedo leer un libro, porque no puedo aprender como los hombres.  

Entre gritos y llantos comenzó otra eterna discusión con ella sobre las cosas que debo hacer y las cosas que tengo terminantemente prohibidas. Amenace hasta con tirarme por la ventana si se llevaba el libro, pero igualmente, se fue de mi habitación totalmente enojada con mi libro debajo del brazo. De la impotencia y enojo tire todas mis medias por la ventana. Claramente no me iba a tirar por la ventana pero ella no sabía y no le importo, lo que me dio más odio aún. Se que no fue la mejor decision, se que ahora tendré un castigo aún mayor pero algo tenía que hacer. 

Sigo muy enojada. Es todo tan injusto que me angustia. No me molesta el hecho de haberme peleado con mi madre; ya estoy acostumbrada a sus reproches y exigencias solo por ser la hija mayor. Me molesta no poder terminar el libro, realmente la historia es muy atrapante. Tendré que ver la forma de escabullirme de nuevo sin que me vean, pero es muy arriesgado no? Ya vere que hare para terminarlo, no me aguanto las ganas de continuar. 

Victoria

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *